sábado, 5 de septiembre de 2015

Cadena perpetua robot

¿Qué sentido tiene la cadena perpetua para un ente o vida que estará más tiempo aquí que todos nosotros? ¿Tendría algún sentido condenar robots? Robos sí, pero no máquinas automatizadas por el hombre. Debería ser el propio hombre encarcelado por sus actos... más como pregunta, como interrogante abierto so el "de por vida" consta de mantener a alguien alejado de la libertad en la sociedad para siempre, podría no ser la alternativa mejor a la pena de muerte (aún así hay centros carcelarios con mejores recursos y estudios, principalmente en el norte de Europa, que envidiarían a cualquier ciudadano de a pie... del sur) sin embargo, dejar a un hombre que debe tratarse psicológicamente sin tratamiento durante años, alejado de necesidades biológicas y de urgencias médicas únicamente paliadas con drogas de dudosa procedencia, no sería lo más apropiado ni dejar sueltos a asesinos, ni reinsertar en una sociedad que los desprecia, o que estos desprecian.
Se dice mucho de convertir centros penitenciarios en centros psiquiátricos, cuando para algunos políticos soviéticos sería hacerlo al revés, no parece absurdo para aquellos casos en los que los problemas mentales estuvieran a la orden del día a día del acusado, culpable, o imputado, pero es quizás un error también pensar en no criminalizar ni culpar a estas falsas víctimas por una mala herencia o problema disociativo mental no tratado a lo largo desde -seguramente- la adolescencia hasta el periodo de madurez y disociación con la realidad. Esto es que quizá aquello que debería convertirse en un centro de reinserción social sea el propio colegio, o sistema educativo, quien debiera quizá hacerse cargo también de altercados fuera de lo común dentro de una institución académica. Y no estamos hablando de crear un sistema penitente en uno carcelario, aunque casi sean lo mismo, no conozco la posibilidad fuera de residencias universitarias de que alumnado y profesorado o gran parte de un equipo de profesionales educativos se queden a compartir día y noche cual más burda cárcel para niños.
Si ya pensamos en el principio de la educación como un método al fin y al cabo carcelario, porque no hacen otra cosa que acallar revueltas y castigar el comportamiento individual, ¿no debería existir también un medio o camino -ya no de recompensas- sino de conexión con el mundo a través del arte por el que expresarse y salir así de una espiral de fracasos escolarizados continuos por falta de éste desarrollo desde una temprana edad que va perdiéndose del paso de la enseñanza primaria a la secundaria? Igual que todo lo que necesitas aprender lo aprendiste en el parvulario, desde lo bueno hasta lo malo, ¿dónde converge el error de no castigar al culpable sino de victimizarlo y dónde acaba la víctima sino es más que otro culpable dentro del mismo sistema?
Ya he hablado muchas veces de dejar de robotizar al niño, alumnado, que tenemos dentro... de las escuelas, por esto quiero hacer ver que el error de todo sistema, incluido el judicial -que por cierto sigue yendo a pasos agigantadamente pequeños debido a la falta de administración ofimática- hasta el  jurídico -lo mismo, falta siempre de medios-, y por no hablar del futuro del sistema penitenciario. Irónicamente está condenado. Desde la absolución de la corrupción por tráfico o movimiento de influencias a "creación" de dinero -no me miren a mi, es cosa de los bancos- hasta la caducidad de muchos procesos que se pierden entre pilas de papeles cuando aún en las escuelas -o algunas asignaturas- castigan utilizar aparatos electrónicos.
La ironía real de todo esto es la filosofía absurda que mantengo siempre: si fuésemos administrados, juzgados y castigados por los niños todo esto no pasaría. Y parece al final que el sistema judicial sea de risa casi tanto como pensar en la cadena perpetua que se le podría o no aplicar a un robot. "¡Absuelto!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario