domingo, 1 de diciembre de 2013

Internet y la conexión con el resto del mundo

La historia de la humanidad ha sido un continuo avance llena de logros. Cada necesidad suplida como la alimentación es un tiempo que se nos ahorra para estar pendientes para otras cosas. Para mejorar.
Pero es algo que no se deja de trabajar nunca, como la agricultura que nos haría volver de la ciudad al campo de no ser por la inmigración que algunos no desean, no sé a qué santo.

Hace no mucho, el ser humano tuvo la necesidad y la brillante idea de conectarse con todo el mundo por una red a la que llamamos hoy internet y que nos ha abierto esa barrera de necesidad por encontrar a gente para cualquier fin, gente a fin a nuestros gustos y con los que podríamos compartir muchas cosas ya fuera trabajo o amor. Sin barreras ideológicas ni barreras si quiera físicas salvo la del desconocimiento del otro para cuando hasta las barreras del idioma pueden no ser importantes...

Pero hoy en día se están desaprovechando unos recursos en red que podrían ayudar a encontrar mejor las cosas ya que, con tanta gente y tantas páginas, a veces es difícil encontrar a aquella persona de interés o aquel vídeo o texto que podría resultar interesante para gran parte de la población.

Hacen falta recursos humanos, aunque gobiernos y estados crean que no. Hacen falta lectores de información, traductores, recomendadores y hasta probadores para orientar a un público que no se conforma con el panorama comercial que se extiende para un abanico amplio de generaciones. Se necesitan representantes literarios, productoras audiovisuales, y asociaciones de todo tipo que sirvan para agilizar las cosas.

¿De qué sirve tener una conexión con TODO el mundo, si no sabemos sacarle partido a ello?

No hay comentarios:

Publicar un comentario