jueves, 28 de julio de 2016

Cambio en política: cambio de constitución

Miren, yo no soy un erudito en política, y ni si quiera sé buscar, recordar ni tan si quiera me atrevo a preguntar el nombre técnico, pero debería poder presentarse a presidente cualquiera. Le voten ya más o menos, parece que al final todo depende de medios.
Quizá con hacerse sonar un poco, alguno sonase de candidato real, y hablasen de políticas de cambio, costes de fábrica/mano de obra o incluso de ética e ideales adaptables a las circunstancias. Cualquiera pensaría que declarar el estado musulmán sería una estupidez, o quizá nos libre la inteligencia de tener atentados. Pero, ¿estamos el español medio tentado por el poder? ¿Es el dinero el único mecanismo de poder? Pues miren (y ya empiezo a hablar como el presidente en funciones), es la única manera de crear industria, formalizar empleo y llevar a cabo proyectos sólidos y fiables en conjuntos transparentes y sin comisiones o dinero negro en las cuentas o arcas del estado (¡lo que faltaba!).
Hace falta una mano inocente, hacen falta manos limpias, y yo estoy de acuerdo con llevar un ave a Galicia y pilotar por el aeropuerto de Castellón (ya solo hará falta ver si me refiero a una de corral y a un coche de carreras o qué... pero tendrán que confiar en la palabra o intenciones de uno u otro si quieren un cambio real).
Como adolescente "posmoderno" sin estudios y habiendo dejado el trabajo, no puedo hacer otra cosa más que sería lo que harían los abuelos si no tuvieran aún dineros para no tener que quejarse. Eso ya lo hacemos nosotros, escritores, intelectuales, pseudointelectuales o mosquitas muertas que nos dediquemos a escribir. Vuelco lo que pienso en un conflicto que más que de intereses parece algo bélico (aún) y que se mezcla con la No guerra santa, y la santa madre que la parió.
Yo declaro la guerra a la guerra y denuncio la paz, si no la hay. No se puede luchar por la paz con violencia puesto que se lleva toda la paz. Lo mismo con la armonía, el silencio o el "bienestar" que tanto se emperran en pronunciar.
Crímenes de guerra incluso a parte -puesto que puede que no seamos los que juzguemos a quien se tenga que judgar por ello-, es un acto poco noble, un crimen deleznable diría yo igual que no defender el bien del mal, quedarse parado mientras otro aprovecha tu trabajo para tributar.
Ya me gustaría a mi hacer un tributo de algo, pero como No autónomo, no puedo más que No encontrar trabajo y/o cobrar en negro para proyectos demasiado ambiciosos que quiero elaborar como también menciono y enumero y, que de no ser por los genios de ésta época y sociedad, no avanzaríamos más.
Me limito a ser una voz "cantante", y a dar mi opinión como la de cualquier otro, a intentar entretener con guiones que nunca se escribirán o saldrán a la luz mejor dicho, y con canciones que no podré grabar por falta de tiempo, ayuda o recursos. Insisto en que es un problema gravísimo e importante la falta de estructuración y de bases sólidas ajenas a la política que hagan precisamente política y no politiqueo para formalizar o llevar a cabo bases o ideas interesantes acordes y correctas para todos y para el buen funcionamiento de la sociedad.
Ya les digo, que si pudiera denunciar o gastar de la deuda que nos deben dinero, sería primero para crear riqueza con industria alimenticia (vegana), agraria (cultivos hidropónicos), libertad y denuncia de la falta de justicia e igualdad de oportunidades y la gracia de la creación de esos oficios de orientador que tanto hacen falta a una España perdida y sin rumbo que no sabe por dónde tirar. Una España que se le ha dado bien siempre el deporte, la música y (la cultura) el arte, pero suspende en historia. Ya es historia, una más, todo lo que pasa y cuanto pasa... más deprisa, antes, podremos cambiar a mejor algo las cosas.
 Quizá así aquel fotógrafo pobre pueda estudiar fotografía, aquel cortometrajista pueda realizar cortos sin coste (o incluso con beneficio, pagando incluso a los trabajadores), o aquel escritor guionista deje a un lado las paparruchas que no llevan a nada si no se va directo al grano. Y como del grano hay que comer, me despido. Buenas noches.

No hay comentarios:

Publicar un comentario